Juego de tronos: los libros

George R.R. Martin establece un nuevo estándar para la fantasía épica con Canción de Hielo y Fuego

No se puede negar que el galardonado autor George R. R. Martin puede urdir una buena historia, con la larga serie de novelas, cuentos cortos y adaptaciones televisivas que se le atribuyen a su nombre. Con los libros de Juego de Tronos, sin embargo, rompi√≥ las barreras del g√©nero fant√°stico, sacando a la luz una estructura √ļnica de narraci√≥n de historias que seguramente establecer√° un nuevo punto de referencia para las futuras generaciones de escritores del g√©nero fant√°stico.

Quiz√°s la faceta m√°s interesante de la saga de Canci√≥n de Hielo y Fuego es c√≥mo Martin consigue crear un mundo fant√°stico y realista al mismo tiempo. Aunque el escenario tiene indicios de magia, dragones y¬†dem√°s criaturas de otro mundo, estos se utilizan m√°s para enriquecer al mundo y a los personajes que para servir como las fuerzas motrices de la historia. No hay ning√ļn elemento “deus ex machina” t√≠pico de los mundos de fantas√≠a; no hay presencia de un dios todopoderoso, un mago o una criatura que salve al h√©roe principal de la fatalidad inminente. En cambio, todos los protagonistas tienen que curarse las heridas¬†por sus propios medios y cuando no pueden hacerlo, pueden ser y ser√°n sometidos a severos castigos, a veces incluso a la muerte. Una de las razones por las que la serie se ha vuelto tan infame es la aparente voluntad de George R.R. Martin de matar a cualquiera de los personajes por el bien de la historia.

La naturaleza humana como protagonista

Otra caracter√≠stica intrigante de los libros es su naturaleza √ļnica, impulsada por los personajes. En lugar de destacar los elementos fant√°sticos del mundo,¬†Martin se centra en la naturaleza humana de sus principales protagonistas. El juego de tronos es justamente eso: una lucha de poder entre cuatro familias principales:¬†los¬†Baratheon, los¬†Stark, los¬†Lannister¬†y los¬†Targaryen, que compiten por el control del¬†Trono de Hierro¬†de la misma manera que sucedi√≥ en en Gran Breta√Īa con¬†la Guerra de las Rosas, entre la casa Lancaster y la casa York. Este episodio hist√≥rico ha llevado a los fans, c√≥mo no, a desarrollar teor√≠as sobre qui√©n ganar√° el juego y subir√° al trono de hierro. Aqu√≠ tienes un v√≠deo donde se explica la Guerra de las Rosas relacion√°ndola con Canci√≥n de Hielo y Fuego. Est√° en ingl√©s, pero tiene subt√≠tulos en castellano.

La historia de Canción de Hielo y Fuego se cuenta desde el punto de vista de ocho personajes diferentes que representan a cada una de estas familias. Los puntos de vista cambiantes ofrecen la posibilidad de tener diversas perspectivas para un evento en particular, lo que lleva a los lectores a reevaluar sus suposiciones iniciales. Un noble que ordena una espantosa decapitación al principio del libro puede ser visto como un tirano sin corazón, pero más tarde Ned Stark se revela como el héroe principal del libro (aunque brevemente) y probablemente el más honorable de entre los actores clave. La familia Lannister puede ser percibida como los villanos, pero es el punto de vista Tyrion Lannister quien proporciona la perspectiva más terrenal, interesante y entretenida a la guerra subyacente.

El diverso elenco de personajes mantiene a los lectores ocupados a lo largo de la larga prosa. No s√≥lo son reyes, pr√≠ncipes y caballeros, sino tambi√©n padres, hijos, viudos, parias y bastardos. Est√°n los raqu√≠ticos, los lisiados y los mutilados, pero no son menos fuertes que la gente que los rodea. Las mujeres tambi√©n desempe√Īan un papel fundamental. Lejos de ser tipografiadas como delicadas princesas elfas o hermosas brujas, son las madres, hijas, hermanas y amigas; y poseen una determinaci√≥n y fuerza de car√°cter que pueden f√°cilmente dominar a los hombres.

Merece la pena ser testigo de la magia creada por George R.R. Martin a través de Canción de Hielo y Fuego: sin duda una de las mejores sagas de fantasía épica de nuestra era.

Coge tu espada: ¬Ņson mejores los libros o la serie?

Voy a ser honesto. Soy partidario del principio de que el libro siempre es mejor que la pel√≠cula. Siempre en el caso de que el libro se haya escrito primero, claro. Si en la portada dice “La novela basada en la pel√≠cula”, entonces me enciendo. Soy as√≠ de estirado. Incluso cuando s√© que el libro es mejor, porque siempre lo es, a veces me atrae ver una adaptaci√≥n cinematogr√°fica. Tal vez porque un amigo, o un cr√≠tico ingenuo, dice algo como “tan bueno como el libro”. A veces es porque soy tan fan√°tico del material original que tengo que ver c√≥mo lo descuartizan ante mis propios ojos.

De todas maneras, cada vez que veo una película basada en un libro que he leído, siempre tengo una de tres reacciones:

  • Agradablemente sorprendido.
  • Decididamente indiferente.
  • Desesporrizado, una palabra inventada que combina desesperaci√≥n y horror.

En todos los casos, ya sea sorprendido, indiferente o desesporrizado, sigo pensando que el libro es superior a la pel√≠cula en todos los sentidos. Bueno, eso fue hasta que lleg√≥ Juego de tronos, claro. Ahora mi visi√≥n del mundo se ha hecho a√Īicos.

En honor a HBO, hasta que la serie se distanci√≥ de las novelas debido a que ¬°a√ļn no est√°n escritas!, era muy fiel al material original, difiriendo s√≥lo en el m√°s m√≠nimo detalle. Gran parte del di√°logo proven√≠a directamente de la novela y, en retrospectiva, el ritmo del libro era casi ideal para la escritura de guiones. Esto puede deberse al trabajo previo de Martin como escritor de televisi√≥n, sobre todo por el renacimiento de La Dimensi√≥n Desconocida a mediados de 2002. La serie parece centrarse en unos personajes determinados, adem√°s de presentar una mir√≠ada de nobles, charlatanes, p√≠caros y sinverg√ľenzas, pero al final es evidente que las √ļnicas estrellas reales de Juego de tronos son la intriga, las maquinaciones de la corte y las cosas que la gente har√° mientras persigue el poder. Por supuesto, mientras la gente juega su juego, la sombra de una amenaza mayor se cierne sobre ellos: Se acerca el invierno.

Es dif√≠cil negar que la serie es excepcional, como lo demuestran sus victorias en los diversos premios cinematogr√°ficos. El reparto es magn√≠fico, e incluye a Peter Dinklage, que tambi√©n gan√≥ un Emmy por su interpretaci√≥n de Tyrion Lannister, y Sean Bean como Eddard ‘Ned’ Stark. Bean es probablemente m√°s conocido por su interpretaci√≥n de Boromir en la trilog√≠a de El se√Īor de los anillos de Peter Jackson (que me sorprendi√≥ agradablemente, por cierto).

La cinematograf√≠a tambi√©n es excelente, y a√Īade un elemento visual algo ausente en los libros. La escritura de Martin se centra principalmente en los personajes, y las descripciones floridas de los entornos son escasas. En gran parte rodados en Irlanda del Norte y Malta, los escenarios y las tomas secundarias son hermosos, y dan vida a los torreones y castillos de una manera que el propio Martin no consigue.

Los Soprano de la Tierra Media

Aunque el co-creador de la serie, David Benioff, lo describi√≥ en broma como “Los Soprano de la Tierra Media”, la descripci√≥n es bastante acertada. Al igual que la trilog√≠a de Tolkien, Juego de tronos tendr√≠a que ser considerado “de una gran fantas√≠a” debido a la presencia de criaturas m√≠ticas y elementos m√≠sticos/m√°gicos. Sin embargo, estos elementos est√°n m√°s bien de fondo tanto en las novelas de George R.R. Martin como en la serie: Juego de tronos se inclina m√°s hacia la Edad Media que hacia la Tierra Media. La comparaci√≥n con Los Soprano es un poco m√°s acertada. Como esa y muchas otras series de HBO, Juego de tronos es decididamente para adultos. Los desnudos y la violencia gratuita abundan a lo largo de la serie, y son el √ļnico motivo real de quejas expresadas por los cr√≠ticos de la serie. Sin embargo, si lo que buscas es una serie que tenga todas las pu√Īaladas por la espalda y la violencia de Los Soprano, todo el sexo de Californication, y tanta gente cubierta de polvo como Deadwood, probablemente deber√≠as ver toda la serie hoy mismo. Aunque no te interese especialmente ver una serie, tendr√≠as que echarle un vistazo a esta. Aprovecha ahora para hacer una marat√≥n y disfruta de su √ļltima temporada. Casi no puedo creer que est√© diciendo esto, pero la serie de Juego de Tronos es tan buena como el libro.

Comparte si te ha gustado